Muchos mexicanos tienen un método de ahorro informal, la tanda con el vecino, la comadre o el primo

México.— Muchos mexicanos tienen un método de ahorro informal, 46.7 millones y uno de cada cuatro adultos participa en tandas, que les dan mayor confianza y seguridad, siendo personas de 31 a 40 años quienes más lo hacen, de acuerdo a resultados de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2017.

Jorge Oseguera, director general de GIRO, menciona que una tanda es “un sistema que se basa en la confianza y en el apoyo comunitario, mientras se asegure que las personas que conforman la tanda son de confianza y que son capaces de cumplir con los pagos.

“La tanda funciona como un gran método de administración financiera, el cual para los primeros números obtienen un crédito a una tasa de interés cero y para el último número sirve como un método de asegurar el ahorro”. Pero, es necesario conocer cuáles son sus ventajas y desventajas.

Para iniciar o formar parte de una tanda no es necesario tu buró de crédito ni tu historial con cualquier banco o institución financiera o realizar trámites engorrosos, básicamente todo este sistema se basa en la confianza entre las personas que participan en la tanda, quienes aceptan el compromiso de depositar cada pago en el plazo correspondiente. Sólo el monto acordado.

No existen cobros extra, comisiones, intereses, pagos de mantenimiento o de origen, el único pago que debe realizarse en tiempo y forma es el monto acordado de la tanda, que pueden ser 500 pesos quincenales, por lo que al mes se destinará a este mecanismo mil pesos. Ahorro. Por supuesto, este es uno de los principales motivos de las tandas.

Jorge Oseguera explica el hecho de que tantos mexicanos lo usen es evidencia de que en una sociedad como la nuestra, no tiene la costumbre de la buena administración financiera y de que el ahorro de hecho comienza de esta forma.

LEE: Economía mexicana creció 2.1 % en 2017

“Ahorrar es una actividad muy difícil para algunos, pero se vuelve más sencilla cuando a ese dinero que guardamos le fijamos un objetivo claro, como puede ser estudiar una maestría, comprar un auto o comenzar a aprender un idioma nuevo, por lo que ese dinero que se recolecta no se toca debido a ese objetivo.

“Además el apoyo de la comunidad hace más fácil mejorar su administración. Ya que no sólo se adquiere un compromiso con personas cercanas, sino que entre todos se están apoyando a conseguir sus metas”.

Las tandas fomentan la ayuda comunitaria, es decir, que si alguien dentro de una comunidad necesita apoyo económico, las personas se pueden acercar a él y ofrecerle realizar una tanda, además por ser un proyecto entre conocidos existe un compromiso más fuerte de no fallarle a quien te apoya. Una tanda funciona como un método que saca de apuros a millones de mexicanos día con día, ya que les brinda una solución rápida y sin trámites en situaciones en las que necesitan dinero de emergencia.

RECOMENDAMOS: Reprueban matemáticas 64.5% de mexicanos en secundaria

Por lo que a pesar de que muchos destacan los riesgos, en este sistema no todo es malo por este tipo de ayuda. Sin importar cuál sea tu objetivo por el cual necesites apoyo económico, la tanda puede ser una opción para obtener dinero o ahorrar a corto plazo, sólo recuerda que para crearla debes tomar en cuenta quién formará parte, fijar saldos y fechas de pagos para que este modelo cumpla con su finalidad financiera y apoye a toda una comunidad.

emc