Redada Police Ice

Más de 600 agentes fueron desplegados para evitar que los trabajadores huyeran

Siete24.mx

Siete24.mx

Ciudad de México.— El consulado de México en Nueva Orleans, Estados Unidos, ofreció ayuda a los familiares de los 680 migrantes indocumentados detenidos en la redada masiva en procesadoras de alimentos del estado de Misisipi.

A través de su cuenta de Twitter, el consulado emitió mensajes en los que ofrece un número de atención para los familiares así como apoyo para recoger a sus hijos de los colegios.

"Este consulado tiene conocimiento de las detenciones que agentes de inmigración y control de aduanas (ICE) están llevando a cabo en Misisipi. Si tienes algún familiar mexicano detenido, puedes comunicarte al número de emergencia 504 654 9546 ó al CIAM 520 623 7874", dijo el consulado en un tuit.

Y, seguidamente, informó en otro que "los padres de familia afectados con los operativos en Misisipi, que tengan menores en las escuelas de la zona, éstas ya están solicitando que los contactos de emergencia o un familiar que demuestre la relación familiar con el menor, pueden recoger a los niños".

Las autoridades migratorias de Estados Unidos arrestaron en procesadoras de alimentos del estado de Misisipi a 680 inmigrantes indocumentados, en lo que supone la mayor redada de este tipo en al menos una década, anunció el director interino del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), Matthew Albence.

"Hoy en siete diferentes lugares de seis ciudades de Misisipi, los agentes ejecutaron órdenes de registro administrativas y criminales que resultaron en la detención de aproximadamente 680 inmigrantes ilegales", declaró Albence en una rueda de prensa.

Te puede interesar Pide Donald Trump pena de muerte por tiroteos masivos

El jefe del ICE afirmó que se trata de la mayor redada en al menos una década y, además, aseguró que es "la acción de las fuerzas del orden más grande en un solo estado de la historia de Estados Unidos".

Alrededor de 600 agentes fueron desplegados en las plantas para rodear los perímetros, con el fin de evitar que los trabajadores huyeran. Los allanamientos a gran escala fueron realizados en pequeños pueblos cerca de Jackson, con una fuerza laboral compuesta principalmente por inmigrantes latinos.

Uno de éstos allanamientos fue realizado contra los propietarios y trabajadores de la procesadora de carne de pollo Koch Foods Inc., en el pueblo de Morton, situado 64 kilómetros al este de Jackson, dejó como resultado dos autobuses llenos de hombres y uno de mujeres.

Alrededor de 70 familiares, amigos y residentes del área se despidieron desde lejos de los arrestados mientras gritaban a las autoridades: "¡Suéltenlos!, ¡Suéltenlos!". Un niño de 13 años que lloraba acompañado de su padre se despidió de su madre, una guatemalteca empleada en Koch.

Los trabajadores fueron llevados a un hangar militar para ser procesados por violaciones migratorias. A los trabajadores que pudieron comprobar su residencia legal se les permitió irse, pero antes tuvieron que permitir la revisión de la cajuela de sus autos.

Esta operación es otro ejemplo de la forma en que el gobierno del presidente Donald Trump lleva a cabo su política nacional para combatir la inmigración ilegal. En junio pasado prometió deportar a "millones" de inmigrantes indocumentados al afirmar que los centros de detención han superado su capacidad por solicitantes de asilo.

EFE

ebv