El rapero QBA, quien confesó ante las autoridades su participación en el homicidio de los tres estudiantes de cine, grabó un video que parece una profecía

México.— El rapero QBA, quien confesó ante las autoridades su participación en el homicidio de los tres estudiantes de cine desaparecidos en Tonalá, grabó un video titulado “Descansen en paz”.

La violencia que supuestamente ejerció el rapero se refleja en sus videos musicales subidos a la plataforma YouTube, así como en otras grabaciones, donde retrata entornos violentos llenos de peleas callejeras, disparos, consumo de drogas y pandillas.

El clip fue subido a YouTube en 2016 y parece una profecía negra, pues se observa a un sujeto atado de manos al que le rocían gasolina y luego le prenden fuego.

Parte de la letra dice:

“Mi voz será la casa de que descansen en paz para que se atormente la oscuridad pero les a gustar. “Como si fuera de su gusto lo que hago les dirán más y con gusto les regalo la otra mitad les va a encantar”.

El rapero confesó ante las autoridades que recibió 3 mil pesos como pago por disolver con químicos los cuerpos de los jóvenes.

Admitió que además de su participación en este caso, ya había sido contratado por el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Te puede interesar: Estudiantes de Jalisco fueron disueltos en ácido: Fiscalía

"El Cochi", supuesto líder de plaza, le pagó 2 mil pesos por su participación en un primer homicidio, en el cual aprendió a darle tratamiento químico a cadáveres.

En la audiencia, QBA, identificado por las autoridades como Omar “N”, aseguró que debido a su experiencia fue llamado por “El Cochi” la madrugada del 20 de marzo y en ese momento se pactó su participación en el asesinato de los cineastas.

Este hecho causó gran impacto en México al saber cuál fue el destino de estos jóvenes estudiantes de la Universidad de Medios Audiovisuales identificados como Javier Salomón Aceves Gasttélum, Jesús Daniel Díaz García y Marco Francisco García Ávalos.

Los tres jóvenes estaban filmando un proyecto para su escuela en una vivienda en las afueras de la ciudad de Guadalajara, una casa que era de su tía de uno de ellos y había sido utilizada por un grupo criminal antagónico llamado Nueva Plaza.

Supuestamente la tía estaba implicada en un caso de tráfico de personas y prostitución en Guadalajara y en 20’15 en ese lugar había ocurrido una detención.

Checa también: Exigen justicia para estudiantes de cine

El fiscal del estado, Raúl Sánchez, informó que sin saberlo, los estudiantes estuvieron en un lugar de grave riesgo y estaban siendo vigilados por el Cártel de Jalisco.

Al terminar su trabajo, se retiraron del lugar en un auto y metros más adelante fueron interceptados por seis individuos fuertemente armados que se identificaron como personal de la fiscalía y se los llevaron.

Uno de ellos, fue asesinado a golpes, a los otros los mataron después de torturarlos. De acuerdo a las autoridades, sus raptores los confundieron con integrantes de un grupo rival y querían sacarles información.

AGP